CUIDADO CON EL WIFI PÚBLICO

CUIDADO CON EL WIFI PÚBLICO

Wifi público

En vacaciones hay que tener un especial cuidado con las conexiones WiFi ya que las redes inalámbricas en espacios públicos conllevan una serie de peligros como ser infectados con un virus. “Podemos realizar una reserva en un restaurante conocido, saber cómo llegar al museo que queremos visitar, comprobar las previsiones meteorológicas y enviar mensajes de texto y correos electrónicos a amigos y familiares mientras disfrutamos de nuestras merecidas vacaciones”, -destaca Salvador Tapia, country manager de Norton en España-, “pero, el punto negativo de esta conectividad ilimitada es que los ciberdelincuentes pueden aprovecharse de las zonas WiFi públicas (conocidas como puntos de acceso inalámbricos) y podríamos convertirnos en víctimas de estas amenazas simplemente por tener una cierta despreocupación”, afirma.
Avisan desde Norton que los ciberdelincuentes tienen a su disposición todo tipo de herramientas como programas de captura, que les permiten ver las contraseñas y los números de las tarjetas de crédito, o herramientas para decodificar comunicaciones inalámbricas cifradas. Además, pueden acceder a través de las redes inalámbricas a información confidencial estableciendo un punto de acceso inalámbrico falso. Es lo que se denomina estafa de Wi-phishing: el ciberdelincuente cambiará la señal inalámbrica del punto de acceso para sustituirla por su propia señal, creando una red “ficticia” que contiene por ejemplo el nombre de la compañía aérea o del hotel y sustituyendo la página de acceso por una página falsa muy parecida.
Para evitar estos peligros y mejorar la protección de los equipos e información confidencial, debe conectarse a un sistema de Wifi seguro Wifigoin, si no es posible le ofrecemos algunos consejos:

• Tener cuidado con lo que ocurre a nuestro alrededor en un restaurante, en el parque o en un avión. Recordar que si nosotros podemos leer la revista de la persona que se encuentra al lado, probablemente esa persona también pueda ver lo que nosotros estemos haciendo.

• Utilizar las claves de acceso que ofrezcan los establecimientos en los que nos encontremos para acceder a sus redes y asegurarnos de estar conectados a un punto de acceso inalámbrico legítimo. Podemos comprobarlo con el proveedor para confirmar el nombre de la red y el aspecto de la página de acceso a la red.
• Asumir siempre que las conexiones Wi-Fi son vulnerables. Limitar el correo electrónico y la mensajería instantánea a comunicaciones informales. Y evitar el envío de información confidencial.
• Nunca registrar información confidencial cuando naveguemos por la Red a través de una conexión Wi-Fi. Hay también que evitar realizar transacciones bancarias o compras online desde un punto de acceso inalámbrico público.
• Configurar cualquier dispositivo Bluetooth a modo “oculto” y si no se utiliza, desconectarlo totalmente.
• Asegurarnos de que los ordenadores de los más pequeños también tienen instalado un software de seguridad y que conocen los riesgos que conlleva la comunicación a través de puntos de acceso inalámbrico públicos.
• Cambiar la configuración de red para seleccionar manualmente cada una de las redes inalámbricas a las que conectarse.
• Y utilizar un firewall personal y protección antivirus potente para proteger los ordenadores portátiles y los datos, como Norton Internet Security o Norton 360 para proteger los datos contra ataques de hackers, virus, spyware y spam.
En cuanto a las conexiones WiFi realizadas a través de un terminal móvil como un smartphone o tablet, Norton añade las siguientes recomendaciones:
• Tener cuidado de no dejar el móvil sobre la mesa de una cafetería o en un bolsillo exterior de la chaqueta, cartera o mochila
• Proteger con una contraseña sólida y difícil de averiguar nuestros dispositivos de bolsillo
• Realizar copias de seguridad con regularidad de la misma forma que lo haríamos con nuestros ordenadores
• Limitar la cantidad de datos confidenciales que almacenemos en nuestros dispositivos de bolsillo
• Cifrar los archivos más importantes